EL CELO EN LOS GATOS

LA MADUREZ SEXUAL EN LOS GATOS Y LA IMPORTANCIA DE LA CASTRACIÓN.



gato-madurez-sexual-el-celo-en-los-gatos-castracion
La importancia de la castración en la madurez sexual de los gatos


Los gatos, al igual que los humanos o cualquier ser vivo, pasan por diferentes etapas en su vida.
En un artículo anterior escribí sobre la etapa del el gato bebé que abarca desde los primeros días del nacimiento hasta los 5 meses aproximadamente.
En este artículo vamos a situarnos a partir de los 5 meses donde se inicia su desarrollo como joven adulto y el comienzo de la madurez sexual que empieza alrededor de esta etapa, y que, como dije en el anterior artículo sobre los gatos bebés, puede variar según la raza y las condiciones de vida.
Podríamos decir, para que lo entendáis mejor; sonará gracioso, pero éste puede ser un ejemplo más sencillo y coloquial: El gato  entra en su pre-adolescencia y adolescencia. Como bien lo sabéis, el humano en esa etapa "las hormonas se le disparan" y el deseo sexual aflora con gran ímpetu!  Pues, en los gatos se puede decir que, experimentan algo parecido.
Suele creerse que si los castramos iremos en contra de su naturaleza y le privaremos que goce de su vida sexual. Pero, lo cierto es, que los animales no viven la sexualidad como las personas, para ellos el sexo es únicamente un proceso natural para reproducirse y mantener su especie. Así que, de lo único que los privaremos es de reproducirse.
El período de actividad sexual también depende de varios factores como la alimentación, la salud, las condiciones de vida o la estimulación por parte de señales de otros gatos. Pero lo más determinante es la duración de las horas de luz y la temperatura.
Los gatos domesticados, al poseer todas las comodidades: buena alimentación, un lugar resguardado de las inclemencias del clima(en nuestro hogar mayormente, nos mantenemos con una temperatura regulada la mayor parte del año:calefacción en invierno, aire acondicionado en las épocas fuertes de calor); consiguen mantener "la temperatura ideal para la reproducción"; lo que hace que entren en época de celo varias veces al año.

COMO INICIA EL PROCESO:
La madurez sexual de la gata comienza alrededor de los 5 meses, aunque puede ser un mes antes o después, dependiendo de la calidad de vida.
 Las gatas, desde ese momento - si todavía no está castrada - puede entrar en celo de dos a tres veces al año. El ciclo dura 2 semanas pero sólo es fértil de 2 a 4 días.
El macho es menos precoz y son aptos para la procreación desde los nueve u once meses.
Sin embargo, es aconsejable no utilizar como semental a un gato que no haya cumplido sobradamente el año de edad ni tampoco permitir que una hembra quede embarazada antes de los nueve o diez meses de vida.
En Europa central la gata doméstica suele entrar en período de celo en febrero, junio y octubre. Las de raza tienen el celo generalmente en febrero y junio. No es posible determinar la fecha exacta, ya que cada raza y cada gata tienen un ciclo particular.

CÓMO SABER CUANDO NUESTRO GATA O GATO ENTRA EN CELO?

gatos-joven-adulto-etapa-reproductiva-importancia-castración
A partir de los 5 meses comienza la etapa de la madurez sexual
Notarás que tu gatita se vuelve más cariñosa que nunca, Durante los días que dura el celo, la gata come menos, se mueve de un lado para otro, maullando, rozándose con cualquier persona, animal u objeto que encuentre en la casa, algunas veces puede realizar pequeñas micciones  con un olor característico para atraer a cualquier macho. Cerca del día culminante del proceso (generalmente hacia el tercer día dentro de los 4 días fértiles), la gata está más nerviosa, se contorsiona en el suelo, se lame las patas y los órganos genitales; aumentando más el tono y frecuencia de sus maullidos. Cuando se la acaricia, levanta su parte trasera y baja la parte delantera (es la posición que adoptan para ser montadas por el macho).
Todo este drama lo hace para llamar la atención de algún gato macho. Su única misión en este momento es escaparse y buscar un novio. Es  recomendable que mantengas las puertas y ventanas bien cerradas porque la gata buscará salirse a la calle para recurrir al llamado de la Naturaleza: aparearse.
Si a la gata en celo se le impide aparearse durante un tiempo prolongado puede sufrir trastornos hormonales y puede llegar a desarrollar un celo permanente (cada veinte días), un falso embarazo o incluso una piometra.
Al contrario que la gata, el macho puede tener el celo en cualquier momento, no lo tiene en períodos determinados.
En cuanto al comportamiento, el macho comenzará a orinar por todos los lugares de la casa para marcar su terreno (un olor bastante fuerte y desagradable), maullando fuertemente, lamiéndose los genitales y moviéndose inquieto y buscará por todos los medios salir al exterior en busca de una gata hembra. El gato que no disponga de una gata en celo intentará forzar a gatas jóvenes o preñadas, incluso a gatitos macho.
Los gatos no castrados que salen a la calle para buscar aparearse están expuestos a muchos peligros. En el caso del macho, esta propenso a contraer enfermedades graves que se transmiten por la saliva en las mordeduras ocasionadas por peleas con otros gatos por el territorio y las hembras; favoreciendo la aparición de la leucemia felina y/o el virus de inmunodeficiencia felina (VIF o FIV), ambas patologías incurables; como también pueden correr el riesgo de ser atropellado por un auto, muerto por perros, envenenado, parásitos externos e internos,. etc.etc.

Por consiguiente, si no tenemos intención de que nuestra mascota tenga descendencia, evitar que les suceda alguna desgracia en la calle y queremos ahorrarnos el mal trago de vivir el celo de los gatos, que es un sufrimiento tanto para nosotros como para el pobre animal, es la hora de decidirnos y optar por

LA CASTRACIÓN O ESTERILIZACIÓN


Existe mucha confusión y dudas en cuanto al concepto de éstas dos definiciones; voy a tratar de explicar de la manera más sencilla y clara lo dos conceptos.

La castración se refiere la extirpación quirúrgica de las glándulas genitales; los testículos en el macho (castración) y los ovarios (ovariectomía) u ovarios y útero (ovariohisterectomía) en la hembra. Cuando las hormonas sexuales ya no son producidas, las apetencias sexuales del animal quedan suprimidas y por lo tanto, también el celo y el comportamiento que éste supone.
La esterilización deja intactos los órganos sexuales, manteniendo el instinto sexual en los animales pero volviéndolos estériles (éste procedimiento se aplica en muchos perros).
En la esterilización, no se extirpan las glándulas genitales productoras de hormonas (testículos y ovarios), solamente se cortan las vías espermáticas del gato (vasectomía) o bien los oviductos de la gata (ligadura de trompas). De esta manera las molestias del comportamiento sexual de los animales no quedan suprimidas, los gatos siguen maullando, estando nerviosos, escapándose de casa, vagabundeando y dejando restos de orín de un olor desagradable.
Aunque la castración es una operación sencilla y ambulatoria, como toda intervención quirúrgica, tiene un cierto riesgo, principalmente debido al uso de los anestésicos. Por eso es conveniente tomar las medidas preventivas para el evento, suprimiendo el alimento las doce horas previas a la intervención y el agua, las seis horas antes.
 La operación en sí no suele durar más de media hora en los machos y un poco más en las hembras.
En el caso de la esterilización, ésta es un poco más complicada y de mayor coste que la castración. Como os he aclarado antes, la operación produce esterilidad en el animal pero no cesa la producción de hormonas sexuales, con lo que no se elimina el comportamiento sexual tan molesto para los propietarios.
En cualquiera de los dos casos, después de la operación, tanto hembras como machos deben quedarse tranquilos en casa, al menos, 72 horas, para garantizar que su evolución sea satisfactoria y evitar cualquier evento indeseado que perjudique al animal.

Entonces, en resumen, en mi opinión personal, es preferible, en el caso de los felinos, optar por la castración.

La castración de las hembras es mejor llevarla a cabo una vez pasado el 1º y 2º celo, durante la pubertad y lo que más se practica es la ovariohisterectomía, que elimina los ciclos de reproducción. No se recomienda practicarla cuando la gata está en pleno ciclo de celo o cuando está preñada, ya que pueden ocurrir complicaciones o problemas con la anestesia.
La gata puede necesitar observación por un día en la clínica para evitar una infección post-quirúrgica; pero si es una gata joven y sana y con los cuidados adecuados, puede ser dada de alta el mismo día.

gata-esterilizada-herida-cubierta
Ovario histerectomía aplicada a una gata


En la castración de los machos, son extirpados los testículos; evitando así la producción de las hormonas sexuales y comúnmente, puede ser dado de alta el mismo día de la intervención.


gato-castrado-collarín-cuidados-herida
El collarín evita que el gato se lama la herida y rompa los puntos

CUALES SON LAS VENTAJAS EN LA CASTRACIÓN DE NUESTROS GATOS?
Las enumero a continuación:

En el macho:
1. no tendrá tanta necesidad de marcharse de casa.

2. se reducen las peleas y por tanto la agresividad y heridas de difícil curación.

3. reduce el marcaje con orina hasta en un 90% (es un olor bastante desagradable pero que sirve para atraer a las hembras). 

4. se dice que los gatos esterilizados se vuelven más afectuosos, viven mejor y más tiempo.

En la hembra:
1. Se evita principalmente, el riesgo de embarazo en la gata.

2. Desaparecen los llantos característicos bastantes desagradables, por el deseo del macho.

3. Ayuda a reducir el cáncer de mama.

4. Evita la agresividad, y los cambios de humor que provoca el celo.

5. Reduce o elimina el riesgo de sufrir enfermedades relacionada con los ovarios, útero y la pseudogestación (embarazos psicológicos).


La mayoría de los veterinarios la recomienda por la salud de nuestra mascota y nuestra tranquilidad.

Ahora, es importante aclarar cuáles son las posibles consecuencias de la castración en los gatos. Dependiendo de su raza puede que notemos algunos cambios:

El que más se puede destacar es la obesidad o el sobrepeso; El gato, macho o hembra, tras la castración, tiene una cierta tendencia a aumentar de peso, los cambios hormonales provocados por la extirpación de los órganos sexuales afectan en la utilización por parte del organismo de los nutrientes.

gato-sobrepeso-esterilizado
Tras la castración es importante cuidar la dieta de nuestro gato

El animal necesita un aporte calórico ligeramente menor, por lo que conviene darle menos cantidad de comida o un alimento más bajo en grasas y proporcionarle el suficiente ejercicio físico. Un animal que se alimente de forma inadecuada se engordará, operado o no.
Carácter: Después de una castración, el gato solamente cambia radicalmente aquellas conductas ligadas a sus hormonas. Lo que sí es posible es que al no tener el instinto de salir de casa en busca de satisfacer el celo, es normal que el animal se vuelva más dócil, cariñoso y tranquilo.
Si nuestra decisión es la de obtener crías de nuestro gatos, ya hablaremos sobre los cuidados y consejos que amerita, y lo remitiremos en otro apartado de nuestro blog.

Como ya he dicho antes en diferentes artículos, alguna duda o pregunta que tengáis sobre este artículo o esta etapa de la vida de nuestro minino hacédmelo saber y así iré agregando cosas para aclarar vuestras dudas. Saludos y que tengáis un buen día!

"Cuanto más estudiamos a los animales, más comprendemos sobre su lealtad, su compasión y su coraje, y sobre nuestra responsabilidad de tratarlos con respeto y compasión"- Dr. Larry Hawk



Quieres seguir leyendo más artículos interesantes sobre gatos cómo éste? 




SUSCRÍBETE AQUÍ




Autor: Nikita Yépez




















No hay comentarios :

Publicar un comentario

Aquí puedes formular tus preguntas y comentarios, cualquier duda sobre el artículo o alguna sugerencia para agregar házmelo saber y con gusto te complaceré! Con tu opinión me ayudas a mejorar.
Y CON UN PEQUEÑO CLIC QUE LE DES A CUALQUIER PUBLICIDAD DEL BLOG ME DEMOSTRARÁS TU AGRADECIMIENTO POR MIS CONSEJOS... GRACIAS!