CUIDADOS DEL GATO BEBÉ

CUIDADOS DEL GATO BEBÉ CON MADRE O SIN MADRE

 Cómo cuidar de un gato bebé? Muchos de nosotros amantes de los gatos, nos encontramos con el dilema de cómo cuidar de un gatito bebé que a llegado a nuestras vidas de alguna manera: Lo rescatamos de la calle., es un regalo., o nuestra gata “nos ha dado nietos”  para saber sobre los cuidados de una gata embarazada pincha  Aquí; sea cual sea la situación, nuestro poco o ningún conocimiento sobre cómo atenderlos o ayudar a nuestra gata a cuidar de ellos puede producirnos un poco de agobio porque no sabemos cómo hacerlo satisfactoriamente tanto para ellos cómo para nosotros mismos.

El siguiente artículo te ayudará a tener un poco más de conocimiento sobre los gatos y sus cuidados; sobre todo en esa etapa tan delicada y maravillosa que es la etapa de su nacimiento hasta la etapa reproductiva que se inicia alrededor de los 5 meses o un poco más, dependiendo de la raza y condiciones favorables de vida.

Cuando el gato bebé llega al mundo.

Ciego y sordo, el gatito llega al mundo pesando alrededor de los cien gramos (100 gr).
 Por medio del lamido, la madre lo despoja de las membranas que lo envuelven; lo calienta y lo estimula permitiéndole así encontrar los pezones. El gatito es incapaz de regular su temperatura corporal hasta la 3° semana de edad, mientras, será acogido en el vientre de su madre para mamar El calostro que es rico en anticuerpos.

 

 El calostro aporta beneficios, sobre todo si se ingiere en las primeras 24-72 horas de vida. Por qué? El calostro aporta anticuerpos, lo que proporciona inmunidad pasiva al recién nacido además de factores antimicrobianos directos (como la lactoferrina) que potencia las defensas locales del intestino del recién nacido. Más allá de proporcionar un soporte inmunitario excelente, el calostro también contiene factores de crecimiento y compuestos bioactivos que favorecen la maduración del intestino del recién nacido y le confieren una capacidad mayor de crecimiento y reparación de muchos tejidos.

Cuidados del gato bebé con madre o sin madre, consejos.

 

 Durante el primer mes de vida, el gatito se estará alimentando la mayor parte del tiempo.

En el plazo de 7 a 10 días, doblará su peso y entre los 12 a 20 días abrirá los ojitos. Durante estas primeras semanas de vida,  la madre es la fuente de alimentación del gatito. Su leche es suficiente para garantizarle un aumento de peso de unos 8-10 gramos diarios. Por ello, es muy importante proporcionarle a la gata lactante una alimentación equilibrada y completa y algunos suplementos vitamínicos (en especial, calcio y vitamina D). Cualquier pienso de gama media alta o alta específico para gatitos podrá servir.
La fecha del destete es muy distinta de una gata a otra. Varía en función  de numerosos factores:
1.    Lactación insuficiente por alguna causa: Madre desnutrida o enferma, muerte, pérdida o abandono de la misma.
2.    La cantidad de gatitos en la camada: Alimentar a tres gatitos no es lo mismo que alimentar a ocho.
3.    Medio ambiente: Si la madre y el gatito o gatitos se encuentran en un entorno adecuado para su buen desarrollo.
4.    Siguiente gestación: Que la madre vuelva a quedar embarazada lactando.
Alrededor de  la quinta u octava  semana da inicio el destete, con la ingesta de comida sólida. El gatito es capaz de alimentarse con el mismo alimento de la madre imitando su comportamiento y adquiriendo de esta forma sus preferencias alimenticias.

 En el caso de un gatito adoptado

Cuidados del gato bebé: Alimentación con biberón

Será necesario administrarle alimento específico para gatos bebé adecuado para su etapa: Si tiene menos de 5 semanas es recomendable alimentarlo con biberón y leche específica para gatos, esta información la podrás conseguir más ampliamente en este enlace: Cuidados para un gatito recién nacido sin madre

 Si tiene más de dos meses, puedes proporcionarle pienso para gatos bebés que existen muchas marcas en el mercado, pero recomiendo administrarle alguna de gama media o alta con mejor calidad y nutrientes necesarios para su buen crecimiento (muchos empaques traen la tabla de ingredientes y las proporciones de las vitaminas y nutrientes agregados).

 Al principio, puedes humedecer el pienso con leche para gatos o agua para hacerlo más blando y fácil de comer, o darle paté para gatos, también disuelto en agua o leche para hacerlo más líquido y el gatito pueda comenzar a comer más fácilmente ya que al principio sólo saben lamer.

Cuidados del gato bebé: Aprendiendo a comer alimentos sólidos.
También a esta edad aprende a beber agua fresca. Para que el gatito no se convierta en un gato difícil de alimentar, resultará de utilidad presentarle desde una edad temprana alimentos de texturas diferentes (pienso y paté, por ejemplo).

Recomendaciones: Como he dicho anteriormente, es recomendable que el pienso que se le dé a la madre sea un pienso de gama alta específico para gatitos para que a la hora del destete puedan alimentarse con el mismo alimento que come la madre: pienso para gatitos con todos los nutrientes necesarios para su buen crecimiento. También se les introduce alimento suave como el paté (hay específicos de bebé que contienen pollo y leche). También es muy importante colocarle un platito con agua limpia y fresca para que beba cuando le apetezca.

Aprendiendo a usar el arenero
Cuidados del gato bebé: Aprendiendo a usar el arenero

 Se recomienda también, tener cerca de ellos el arenero o cajita de arena con una altura adecuada para que vayan aprendiendo a utilizarlo imitando a la madre.

Si no tiene madre se recomienda llevarlo uno mismo, colocarlo dentro del arenero, moverle la arena y motivarlo a olerla  para identifique lo que es.

También se recomienda tener un rascador cerca (un tronquito puede servir) y llevarlo ahí cada vez que los veamos arañar cualquier mueble, lo tomamos con cariño suavemente y le ponemos las patitas en el rascador imitando la acción que hizo anteriormente.

Aprendiendo a socializar:
gato-curiosidad-proteccion-peligro
Cuidados del gato bebé: Protección ante los peligros por su curiosidad

 Entre la cuarta y quinta semana, también comienzan los juegos y  la sociabilización con los de su especie e incluso con otros animales y personas. Es recomendable proporcionarle juguetes pequeños como pelotitas de goma, animalitos de peluche,etc, para su distracción.  Este periodo finaliza a las ocho semanas. Los comportamientos conflictivos comienzan entre los dos y los cuatro meses. Es en ese mismo momento cuando empiezan a sentirse atraídos por su mayor característica: la curiosidad.

Evitaremos tener ventanas y puertas abiertas (se pueden colocar mallas o mosquiteras de protección) y cuidar de que no se acerquen a sitios peligrosos por su bienestar.

LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN
Cuidados del gato bebé: La importancia de la vacunación

Esto es un elemento sumamente importante en la vida de un gatito, sea con madre o sin madre.
 Los veterinarios recomiendan que los gatitos comiencen su serie de vacunas a las 8 semanas de nacido, usualmente el tratamiento consiste de 2 a 4 vacunas los primeros meses terminando con una inyección de refuerzo al cumplir su primer año.

 A partir de su primer año, refuerzos consiguientes dependen del modo de vida del gato. Si es un gato que vive dentro de su casa, no se recomiendan refuerzos anuales, pero si vive afuera, corre más peligro de contagio en su medio ambiente y debe reforzarse con más frecuencia. También es muy importante su primera desparasitación interna y externa, por si la madre les transmitió algún parásito en la gestación o si tenía pulgas; si va a ser un gato que sale al exterior, se recomienda desparasitarlo cada 3 meses o por lo menos 2 veces al año como mínimo, si es un gato de interior, con una vez al año es suficiente.
Consulta con tu veterinario es la mejor forma de encontrar el tratamiento adecuado.
Entre los cinco meses y el año se da la etapa de la madurez sexual. Que se produzca antes o después depende de la raza. A esa edad, cuando se produce el celo (generalmente entre finales del invierno y la primavera si estás en Europa) comienzan a marcar su territorio con orina impregnada de feromonas. En esta fase hay que tener cuidado de que no salgan a la calle, y si lo hacen, es el momento ideal para esterilizar para evitar una camada de gatos no deseada.

Pues, amigos míos, espero que este post os sirva de ayuda sobre el cuidado de gatos bebés y si tenéis alguna duda podréis hacérmela saber en los comentarios y os asesoraré en todo aquello que os haga falta, lo más importante de todo es darles muchísimo amor y cariño  para que se sienta protegido, amado y así, el gatito aprenderá y asimilará lo que le enseñes y su comportamiento será adecuado. Juega con él en lo que puedas, bésalo, abrázalo y verás que crecerá siendo un gato sano y feliz!

Autor: Nikita Yépez

 
“Los gatos tienen una absoluta honestidad emocional; los seres humanos, por una razón u otra, pueden ocultar sus sentimientos, pero el gato, no.” – Ernest Hemingway